La odisea de obtener un Me Gusta en Facebook

¿Me regalas un Me Gusta? Parece que cada vez cuesta más, y no es porque los usuarios de Facebook se han vuelto exquisitos en sus preferencias, más bien es porque se han vuelto precavidos y obtener un Me Gusta ya no es tan fácil como antes.

En sus comienzos, cuenta la historia, que los usuarios de Facebook ávidos por formar parte de esta enorme red no escatimaban en aceptar solicitudes de amistad ni clickear en todos los “Me Gusta” que se les cruzaban por el camino, con el correr de los años se fue entendiendo mejor que era Facebook y se tuvo conocimiento de sus grandes fallas de seguridad en cuanto a la privacidad de sus usuarios, se comprendió también que un comentario por más inocentes o simple que pareciera podía desatar una guerra y que la masividad de Facebook es tan grande que menos es mas en estos casos.

Para las marcas sucedió algo muy parecido, para obtener un Me Gusta en estos tiempos hay que presentarse con una buena campaña de marketing ya que ahora no basta con llenar la pagina de simples publicidades, cuenta el contenido y la calidad del mismo, ya que Me Gusta va acompañado de un interés genuino por conocer más sobre la marca y si el empresario defrauda al usuario es posible que pierda al cliente también.

PARA TENER EN CUENTA

El usuario no está interesado en que Facebook conozca todo sobre sus gustos personales, y esto resiente directamente su rol como consumidor, antes era muy fácil para las empresas conocer los intereses de los potenciales clientes gracias a Facebook pero ahora todo cambió y las personas son muy recelosas en cuanto a que publican en la red social y la era de la abundancia de los Me Gusta se termino.

Para las marcas es muy complicado llegar al consumidor final y esto se debe a dos puntos clave, por un lado las actividades en Facebook cada vez son más numerosas, y por otro lado la competencia con otras empresas similares es mayor, por lo cual para llegar a ese usuario y/o potencial cliente hay que sortear con sabiduría la amplia gama de actividades que nos ofrece Facebook y saber destacarse entre la competencia.

Técnicamente la red social de Mark Zuckerberg ha cambiado su algoritmo en distintas ocasiones para ajustar los contenidos que entran en el feeds de noticias y esta acción ha repercutido directamente en las páginas.

Se puede analizar mucho sobre este fenómeno pero lo cierto es que como todo fenómeno el furor o su pico más alto de “popularidad” ya paso, el consumidor de estos tiempos es mucho más sabio, y de antemano conoce que un Me Gusta implica una serie de información que recibirá diariamente por lo que se la piensa dos veces antes de clickear en el famoso pulgar para arriba.

Comparte esta publicación!